La Fundación CEL viene de adoptar y comunicar a los emprendedores que utilizan sus servicios nuevas medidas con motivo del cierre del Pazo de Ferias y Congresos ordenado por la autoridad autonómica correspondiente en base al RD 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Dichas medidas suponen en primer lugar, la exoneración del pago de la totalidad de los servicios prestados desde el pasado 16 de marzo, lunes, hasta la finalización de la actual situación de estado de alarma y reapertura de nuestras instalaciones del vivero de empresas, la cual previsiblemente no se producirá al menos, hasta el próximo 26 de abril.

Dicha medida, tendrá su reflejo inmediato en la factura del mes de marzo de los viveristas, en la que se reflejará esa bonificación del 100% de los servicios para el período 16 a 31 de marzo de 2020. Por otra parte, para el cobro de dicha factura y los servicios de la primera quincena de marzo se establece una moratoria: se realizará excepcionalmente en este caso un mes más tarde, es decir, a finales del próximo mes de mayo y no en abril como ordinariamente correspondería.

La Fundación CEL recuerda que, al margen del cierre de las instalaciones físicas, los servicios de asesoramiento, acompañamiento y apoyo continúan operativos en la modalidad de teletrabajo, y se continurán prestando de forma “gratuita” durante la situación de estado de alarma.

Estas medidas de la Fundación CEL están destinadas a minimizar los daños que la crisis derivada del COVID-19 puedan estar generando en las jóvenes empresas que se están desarrollando en la entidad.