La Fundación CEL celebró recientemente la primera reunión de 2021 de su Patronato, el segundo que celebra vía telemática debido a la crisis sanitaria de la COVID-19.

La entidad inicia este ejercicio con fuerza, después de los meses de pandemia en los que ha mantenido su actividad habitual adaptándose a los requerimientos sanitarios impuestos por la nueva enfermedad.

Así, este centro de iniciativas empresariales de Lugo se encuentra en estos momentos al 100% de ocupación, con sus 22 viveros al completo debido a diferentes proyectos de emprendedores lucenses entre los que en estos momentos destaca la aceleradora aeronáutica BFAero, que desde que se puso en marcha con sede en la entidad ya ha tutelado la puesta en marcha de diecinueve empresas.

Al margen de la aceleradora, la Fundación CEL continúa tutelando los primeros pasos de nuevas empresas de la provincia de diferentes sectores, con especial atención a iniciativas de economía social gracias a su condición de centro de referencia de la Rede Eusumo, y al desarrollo de actividades divulgativas, formativas e informativas relacionadas, entre otros, con la formación en gestión empresarial de los futuros empresarios de la provincia y con acciones de difusión en materia de cultura emprendedora.

El Patronato aprobó también el presupuesto para este ejercicio, las cuentas de 2020, y la renovación de los Estatutos de la Fundación a fin de adaptarlos a la nueva situación tras la irrupción del coronavirus con el objetivo de flexibilizar los sistemas de reunión y fórmulas de decisión gracias a las nuevas tecnologías.